COLORES PRIMARIOS

El periódico del Jardín “Virgen Niña”

Banfield, 13 de Septiembre – 2019

El Jardín cantó las 40

El pasado 19 de Junio, el Jardín Virgen Niña cumplió 40 años. El festejo se realizó cuando los alumnos de las salitas Amarilla, Roja y Azul, los egresados, cantaron muy entusiasmados el “feliz cumpleaños” y soplaron las velitas en una torre de alfajores que degustaron antes de irse.
Fue una celebración muy sencilla aunque cálida y emotiva, y es que el gran festejo se hará en septiembre con muchas sorpresas para todas las familias y esperando también la visita de aquellos que pasaron por la historia del Jardín.
Allá por 1979 fue cuando la hermana María de los Ángeles decidió crear el Jardín “Virgen Niña” para que los niños del Hogar Pereyra recibieran a otros niños que vivieran en la zona. Esta gran decisión, solidaria y de integración para con la comunidad, benefició a muchas mamás y papás que buscaban un lugar donde dejar a sus hijos para ir a trabajar.

Haciendo un Poco de Historia

Hace más de 50 años, partiendo de la donación de un inmueble que realizó la esposa del Dr. Leopoldo S. Pereyra al Obispado de Lomas de Zamora para la atención de niños en situación de riesgo, el amor a Dios y al prójimo, movía a una religiosa la Hermana María de los Ángeles a ocuparse de los más necesitados. Así nació el Hogar Pereyra.
Desde entonces los chicos más necesitados y en estado de alto riesgo lograron ocupar un lugar digno en el mundo, lugar que merecen todos sin excepción, donde pueden crecer, comer, estudiar, dormir, amar.
Sus fundadores ya no están entre nosotros, pero ha quedado su obra y año tras año, el Hogar sigue recibiendo nenes. La problemática es difícil, sumamente dolorosa y triste porque no solamente se les da todo lo que necesitan para vivir sino que también hacen todo lo posible por curarles las heridas físicas y del alma que incomprensiblemente sus familias a veces les ocasionan.
El 19 de junio de 1979, dadas las demandas sociales de la población, nace el Jardín de Infantes conocido por el nombre de “Virgen Niña” con el fin de dar mayor contención, estimulación, afecto, acentuar los cuidados y ampliar la formación integral del niño, ayudar a las madres que viven en las zonas periféricas y tienen que salir a trabajar, aquí encontraron un lugar para dejar a sus hijos, ya que funciona de 8 de la
mañana a 16 horas. El mismo desarrollaba sus actividades en la antigua casona. Luego se construyeron las aulas que actualmente, sigue brindando servicios a la comunidad en forma integrada, dando contención y 40 años de amor.

«Hace 40 años nació el Jardín de infantes “Virgen Niña” con el claro objeto de colaborar en la integración real de los niños
que atendía el Hogar Leopoldo Pereyra y pudo crecer e insertarse en la comunidad de Banfield gracias a las familias
que entendieron y colaboraron para que el proyecto continúe
vigente hasta nuestros días. Los niños que atendió en esa
época ya son hombres y mujeres de bien… muchos han
vuelto, ya padres, para que sus hijos vivan la experiencia de
amor y fe que los marcó en su primera infancia. Hoy damos
gracias al Señor por estos 40 años de tarea por el bien que
directivos, docentes y auxiliares han canalizado a través de
esta institución y por las familias que han depositado su
confianza en ella. Y le pedimos a mamá María, nuestra Virgen
Niña, que siga cubriendo con su manto a todos los niños que
han pasado y pasarán por sus aulas, y a todos los que han
colaborado en su crecimiento». – Graciela Halamaj. RL

Querida Comunidad Educativa:
El señor me encomendó la misión de ser Directivo de esta institución en el año 2017, siendo éste un gran desafío. Hoy mi corazón se colma de felicidad al poder festejar junto a
ustedes, 40 años al servicio de la Educación Inicial Diocesana. Servicio que día a día este equipo docente lo brinda colmado de amor para que los alumnos tengan una educación
inclusiva y se formen integralmente junto al amor de Dios.
Mi agradecimiento a las familias por la confianza, respeto y amor que en esta institución tienen, y al Señor y nuestra querida Virgen Niña por protegernos día a día y los que
vendrán. Dios los bendiga.
– Silvia. Directora del Jardín de Infantes “Virgen
Niña”

Entrevista

Los alumnos de Sala Amarilla jugaron a ser periodistas y, para dejarnos conocer más sobre nuestro Jardín, entrevistaron a la seños para preguntarle DE TODO…

¿QUÉ TE GUSTABA MÁS DEL JARDÍN?
Me encantaba que siempre había abrazos y besos; canciones, paseos, que disfrutábamos juntos; que te contaban cosas de su vida, confiaban en vos; que cada nene dejaba algo en mí, como seguro se llevaba algo del año vivido.


¿QUÉ EXTRAÑÁS DEL JARDÍN?
Se extraña lo que elegiste hacer en tu vida, enseñar, acompañer, planificar algo y que a los nenes les guste y lo recuerden siempre. Se extraña llegar ay encontrarse con gente querida que se rie o llora con vos, que te apoya y comparte su vida, que se sienta a escribir el cuento o a recortar para ayudarte. Se extraña el trabajo en equipo.

Teresa Pastore (Seño Tere)

¿QUÉ TE GUSTABA MÁS DEL JARDÍN?
Lo que más recuerdo es la salita de tres, cuando salía al parque todos me pasaban a buscar, llamándome ¡Vivi, Vivi! Si no respondía al llamado, ¡me tomaban de las manos y me llevaban!

Viviana Pozo (Preceptora)

¿QUÉ TE GUSTABA MÁS DEL JARDÍN?
Durante los 22 años que trabajé junto con el Hogar, lo que más me gustó del Jardín fue la inclusión que permitía integrando a los nenes del Hogar, trabajar desde siempre las diferentes familias que había de adentro y de afuera, cosa de lo que hoy es normal hablar. Y siempre, siempre hasta que me jubilé, lo que más me gustó fue trabajar con los niños, descubrirlos, apoyarlos, sostenerlos en las diferencias y disfrutarlos.

Alicia Marini (Psicóloga)

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut placerat orci nulla pellentesque dignissim enim sit amet venenatis eget velit aliquet satis id consectetur purus. Pretium fusce id velit ut tortor pretium viverra suspendisse. Sed augue lacus viverra vitae congue eu consequent. Id donec ultrices tincidunt arcu.

Recuerdos de ex alumnos

Yo era muy chiquita, mi mamá tenía que salir a trabajar desde temprano y no tenía con quién quedarme. Por eso mi mamá decidió anotarme en el Jardín. La verdad es que éramos poquitos, pero yo sentía que estaba en casa. Estaba mucho tiempo en el jardín y fue un placer porque guardo dulces recuerdos de Norma, con la que adoraba parlotear, la seño Natty, que fue testigo de mi primer amor y mi gran secreto (la tetita mamá), la seño Moni, con su oso precioso, a la que hice rabiar bastante pero no más que a la seño Tere, que me cambiaba de sala porque me portaba mal y parecía una bebé ya estando en sala Azul, con los mas grandes.
Cómo me divertía con los juegos del profe Damián y sus piruetas. Cuando miro hacia atrás y veo mi infancia en el jardín veo que mi mamá eligió bien, que me cuidaron y me dieron herramientas para crecer con amor. Agradezco al jardín lo que soy y guardo los recuerdos más inocentes y puros que hoy conservo con mucho amor. Avril (15 años)

Todos los días en la puerta me ponía a llorar y todos los días entré al jardín. Muchos dicen que me sobornaban con caramelos peeeero…
Siempre me acuerdo de mi señorita, que me hablaba con amor (jajaja) y me hacía entrar. El viaje de
Egresaditos fue un viaje reee copado. Era a 4 cuadras de mi casa, pero estuvo TREMENDO, jugamos reímos, cantamos y comimos…
Y como olvidar las siestas hermosas que tanto extraño… bueno ni hablar de la comida.
Selene Fernández

Soy Milagros y tengo 13 años, recuerdo muchas cosas divertidas del jardín, por ejemplo, cuando nos poníamos nuestras mallas y jugábamos con agua. En sala amarilla con la seño teníamos un mini kiosquito donde mis compañeros y yo jugábamos a vender mercadería, era muy divertido. También fui presidenta en un acto. Recuerdo a las mascotas de las salitas, la pata Renata, el Oso de sala roja y al mono Pepe de sala azul; cada uno era muy importante para nosotros.
Y obvio a la Virgencita que siempre visitaba la casa de los alumnos. A mi me visitó muchas veces y creo que era muy feliz cuando la traía conmigo. Y así tengo muchos recuerdos en el camino del Jardín y con cada seño aprendí algo diferente, conocí a muchas personas y amigos; hoy en día capaz ya no los vea o no hable mucho, pero nunca me voy a olvidar de ellos y de los años más lindos de mi infancia. Es emocionante ver
cómo otros niños pasan por lo mismo que los que tuvimos la oportunidad de presenciar y disfrutar.

Extraño un poco el Jardín porque siempre celebrábamos, había cosas ricas cuando festejábamos cumpleaños y los días que eran especiales. Ahora que soy grande y cuando voy a buscar a mi hermano, me acuerdo de cuando iba al jardín y me gustaría volver a jugar.
Agus (7 años)

Photo Caption
Photo Caption
Photo Caption
Photo Caption
Photo Caption
Photo Caption
Photo Caption
Photo Caption
Photo Caption

Deja un comentario